INFORMACIÓN SOBRE DIVERSAS ENFERMEDADES | Alfonso chico Veterinario

INFORMACIÓN SOBRE DIVERSAS ENFERMEDADES

[ Volver al listado de categorías ]

Buscar en

ROTURA LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR

ROTURA LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR ( LCA)?

La rodilla consta de 4 ligamentos que “sujetan” los dos huesos de la articulación: fémur y tibia. De todos ellos, el más importante para el funcionamiento de la rodilla es el LCA. Si éste sufre una rotura, ya sea total o parcial, la estabilidad se ve comprometida y por una serie de fuerzas musculares (la fuerza resultante se llama “empuje tibial”) el fémur se desliza y arrastra sobre la tibia , en lugar de estar basculando sobre ella como un balancín.
Las causas de esta rotura pueden ser traumáticas ( sobre todo giros forzados, caidas, arrancadas, etc) o degenerativas ( el LCA va perdiendo aporte sanguíneo con la edad y acaba “deshilachándose” poco a poco hasta que acaba rompiendo).
Independientemente de la causa, el resultado final es una artrosis al alterarse la biomecánica de la rodilla. De hecho, la rotura del LCA es la causa más frecuente de artrosis de rodilla.

¿COMO SABER SI MI PERRO TIENE UNA ROTURA DEL LCA?

La cojera es el síntoma más característico, y dependiendo del grado de rotura, puede variar desde una cojera leve a una cojera de no apoyo.
Incluso en casos muy iniciales el único síntoma puede ser un pequeño cambio postural en la forma de sentarse o de incorporarse, ya que éstos animales no pueden flexionar (doblar) la rodilla completamente.
Los animales afectados son de cualquier tipo de raza y edad. En nuestro Centro la raza más comúnmente afectada es el Boxer, seguido del Golden Retriever , Bulldog, y también perros de raza pequeña ( Caniches, Yorkshires, etc)
Es bastante frecuente que el ligamento no rompa completamente, sino que sólo algunas fibras estén dañadas ( es decir, una rotura parcial del LCA). A veces, ni el mismo propietario del perro se da cuenta de que éste cojea, ya que no lo hace todos los días ni a todas horas, y puede ser muy leve.

¿QUE PRUEBAS LE HARAN A MI PERRO PARA DIAGNOSTICAR LA ROTURA DEL LCA?

El diagnóstico si la rotura es completa es muy sencillo. Con técnicas de palpación bajo anestesia o sedación ( test de compresión tibial y test del cajón), demostraremos el movimiento de traslación craneal tibial ( es decir, la tibia se desplaza hacia delante cuando la empujamos). Si estos test son positivos, el diagnóstico es de rotura del LCA.
En las roturas parciales, ese movimiento de traslación puede no estar tan claro o incluso no existir, si una gran parte del ligamento todavía está intacta. En estos casos, el traumatólogo valorará también la radiografía de la rodilla, para detectar signos de artrosis ( ya habíamos visto que la rotura del LCA causa inevitablemente artrosis), que pueden aparecer ya al mes de la rotura. En otros casos, también se recomienda hacer una artrocentesis ( punción del derrame articular) y posterior análisis de ese líquido , que puede ayudar a esclarecer las causas de la lesión de rodilla.
Otras técnicas que son útiles para el diagnóstico son la Resonancia magnética o la artroscopia. Esta última tiene la ventaja de que en caso de confirmar la lesión, se puede intervenir al animal en el mismo acto quirúrgico.

¿TIENE SOLUCIÓN LA ROTURA DEL LCA?
Generalmente la solución pasa por una intervención quirúrgica.
Algunos casos se pueden tratar de manera conservadora (si la cojera no es muy marcada), con antiinflamatorios y reposo indefinidos. Esta es una opción reservada para animales menores de 10 Kg. Los problemas que puede acarrear son fundamentalmente que la rodilla sufrirá una artrosis que avanzará más rápidamente que si se operara, que la cojera puede persistir indefinidamente, y que los meniscos pueden lesionarse fácilmente ( los meniscos son unos anillos de cartílago dentro de la rodilla que actúan como “amortiguadores” cuando el perro camina, y que se dañan con facilidad cuando rompe el LCA)
Con respecto al tratamiento quirúrgico, hoy en día se utilizan generalmente técnicas basadas en osteotomías tibiales. Esto quiere decir que para reparar el LCA, después de explorar la articulación y los meniscos, se realiza un corte (osteotomía) en la tibia , en forma de cuña ( Técnica T.W.O.), semicircular ( Técnica T.P.L.O.), o vertical ( Técnica T.T.A.). Con esto se consigue variar la biomecánica de la rodilla de forma que el LCA no sea imprescindible para caminar, correr, saltar, etc. Esa osteotomía luego se fija con una placa y tornillos especiales, que no es necesario retirar del hueso.
Con estas técnicas los resultados son óptimos para la funcionalidad de la rodilla, con buen movimiento articular, control de la artrosis, recuperación rápida y completa de la cojera, etc
Otro tipo de técnicas que van cayendo en desuso son las llamadas técnicas extraarticulares. Consisten en colocar una especie de ligamento artificial muy básico (unos filamentos de nylon o alambre quirúrgico) que unan la tibia y el fémur, para imitar la sujeción de la rodilla que proporcionaba el LCA. No es una técnica tan avanzada como las anteriores y los resultados son más modestos. Además, en ocasiones el filamento puede romper a su vez, causando una reactivación de la cojera en algunos casos.
Con uno u otro tipo de técnicas, es importante que los meniscos se exploren y se retiren en caso de que hayan sufrido alguna lesión, ya que si no se hace, pueden a su vez causar más cojera y más artrosis. La no retirada de los meniscos enfermos es una de las causas más frecuentes de malos resultados de la cirugía de LCA, por lo que se le está prestando mucha atención en la actualidad, pudiendo hacerse incluso por vía artroscópica, sin abrir la rodilla más que en dos pequeños puntos. En nuestro Centro para extraer los meniscos enfermos usamos la "miniartrotomía pararrotuliana medial", técnica que permite la extracción con una incisión en la cápsula articular de unos 2-3 cm. solamente ( foto)

¿QUE SECUELAS PUEDE DEJAR LA ROTURA DEL LCA?

Los animales intervenidos una vez transcurre el periodo de rehabilitación pueden llevar una vida normal, con saltos, carreras, etc. La única limitación la causa la artrosis, que como ya hemos visto afecta a la mayoría de las rodillas con rotura del LCA. Además, con cierta frecuencia, la otra rodilla puede romper también el LCA, y para evitarlo en estos animales se debería controlar el peso corporal y limitar ciertos tipos de ejercicio intenso

[ Volver al listado de categorías ]